miércoles, 21 de enero de 2015

Magia a la luz de la luna (2014) de Woody Allen




1. La risa en el patio de butacas crea una comunión en el espectador que anima al público, creando un efecto difícilmente visto en la comodidad de tu sala de estar frente al televisor o la cada vez más habitual pantalla de portátil. El humor es uno de los elementos más incontrolables para todo espectáculo que se precie, puedes calcular un gag al milímetro y no funcionar en absoluto. Es algo que  varía según el espectador, el drama es universal pero la comedia es personal. Cuando funciona es impagable, te sube la adrenalina y además te hace pensar, porque un chiste tiene que ser expuesto y rápidamente razonado por el espectador, al menos el tipo de humor de la película que estamos tratando: Mordaz, inteligente. 

2. Todo comienza con nuestro protagonista, un mago inglés que se dedica a desenmascarar fraudes de espiritistas que hacen el agosto de personas desesperadas que quieren hablar con el más allá. Stanley tiene una manera de ver el mundo muy particular, es cerebral y no se deja llevar por los sentimientos. Nihilista, neurótico e ingenioso y no cree en nada salvo en su trabajo. Siempre tiene la última palabra y nada ni nadie es capaz de cambiar su manera de ver el mundo.  En el curso de una investigación empleará todas sus artimañas para desacreditar a su nueva sospechosa, la encantadora medium Sophie. ¿Es una farsante o no?


3. Los repartos no solo se ajustan a un guión sino también a una idea mercantilista de vender las películas al público masivo, esto no es el caso de Woody Allen que desde siempre ha ido por libre y ningún dictado ha coartado su creatividad y su manera de hacer las cosas. Pasando por todas las grandes majors en una etapa u otra de su carrera. En el caso que nos ocupa el reparto está encabezado por Colin Firth y Emma Stone. El primero se encuentra sin duda en el mejor momento de su carrera, premiado con un Oscar a mejor actor, encadenando trabajos tan interesantes como El topo o Condenados siempre a caballo entre Inglaterra y Estados Unidos, todo un veterano de la interpretación que sabe moverse muy bien por la comedia. Ella es una de las chicas de moda en Hollywood conocida para el gran público por películas tan diferentes como Criadas y señoras, Amazing Spiderman y Bienvenidos a Zombieland. Con rasgos graciles y amplia sonrisa se ha ganado el cariño del espectador, pero todavía tiene que demostrar sus dotes interpretativas, aunque carisma no le falta.
El reparto lo completan Jackie Weaver, Maria Gay Harden, Eilen Atkins y Simon McBurney.


4. Un elemento importarte que puede hacer de una película algo nuevo e ingenioso, o algo sobado y mil veces visto es donde tiene lugar la historia. La localización y el tiempo donde pululan los personajes marcan sus acciones, su manera de ser y de ver el mundo que les rodea. En este film tiene especial significación, ya que se trata de una película de época, una década muy especial para Allen, los años 20: la Era del jazz, de Scott Fitgerald y en la Riviera francesa. Un lienzo perfecto el cual el genio de Nueva York no había explorado hasta ahora, dotándola de una importancia fundamental, siendo un personaje más de la historia gracias a la fotografía preciosista de Darius Khondj, algo en lo que ya consiguió sentar cátedra hace décadas con su obra magna: Manhattan.

5. Una vez visto el largometraje descubrimos que dentro de su título se encierra la esencia de la historia, no siendo para nada su elección arbitraria. La magia que se da a la luz de la luna no es otra cosa que el amor (algo esencial en el cine de Allen, a pesar de su imagen de escéptico). Ese truco, es el prestigio que nos sorprende al descubrirnos cargados de sentimientos por la persona amada. Algo que puede llegar a equívocos si pensamos que estamos ante una película de ilusionistas y timadores (que también) aunque de eso no va la película. No es un thriller pero tiene misterio y cuando es desvelado, nos damos cuenta que la verdadera historia está en los personajes y la clave no es hacer desaparecer un elefante sino apreciar el olor de las flores junto a una persona que hace que tu corazón palpite a mil por hora. El amor que te cambia, el que como excéntrico piensas que no existe, el que te hacer ver las cosas desde otro punto de vista y esa, solo esa es la verdadera magia que retrata Woody Allen en esta película y no el truco de cartas de Scoop ni el hipnotismo de La maldición del escorpión de Jade


6. La misma canción se repite una y otra vez. Las voces de la crítica y del público, amantes y haters por igual del cine del director neoyorquino, que siempre acuden a los mismos estribillos rimbombantes: "Está es su peor película", "Nos encontramos ante la vuelta al mejor cine de Woody Allen", "Su mejor película en décadas", "Allen en caída libre". 
Van pasando los años y si miras atento la filmografía del director de Annie Hall te das cuenta de que su carrera siempre ha sido la misma desde sus orígenes hasta ahora. Siempre se ha mantenido igual, realizando películas siempre distintas pero con su particular estilo. Existiendo casos tan variados como el falso documental Zelig, la dostoiveskiana El sueño de Casandra, el metalenguaje de Desmontando a Harry; todas ellas diferentes pero con el sello distintivo de su autor. Formando así el corpus cinematográfico de Woody Allen. 
Puede que existan obras mejor y peor resueltas pero es una filmografía única, digna de ver. Es el conjunto de ellas la que nos hace acudir año tras año a nuestra cita anual preferida. Su cine.



jueves, 15 de enero de 2015

87 Edición de los Oscar. Nominaciones


Aquí tenéis las nominaciones de la nueva edición de los premios de la academia que tendrán lugar el próximo 22 de febrero en una gala capitaneada por Neal Patrick Harris. Legendario.


 

Mejor película

Mejor director
Mejor actor principal
Mejor actriz principal
Mejor actor de reparto
Mejor actriz de reparto
Mejor película de habla no inglesa



Mejor fotografía


Mejor banda sonora

martes, 13 de enero de 2015

La Comedia de Terror 2.0

Estamos de regreso con uno de los mejores crossovers que podía darse dentro del mundo de los géneros en el universo cinematográfico; La Comedia de Terror. 




Hace unos meses veíamos alguna de las manifestaciones más usuales dentro de este subgénero, pero nos dejamos más de una en el tintero... Hoy lo repescamos de nuevo para estudiar alguno de los estilos más reseñables de esta corriente, disfruten:

La Comedia de Zombis

Aunque puede tener a sus pioneras en la punkarra Return of the Living Dead 2 (1988) conocida en nuestro país con el delirante título de La Divertida Noche de los Zombies, la secuela de Evil Dead llamada Terroríficamente Muertos (1987) o la gloriosa Braindead (1993) no es hasta el año 2004 cuando estalla un auténtico boom epidémico de muertos vivientes cachondos en la gran pantalla. Y gran parte de la culpa de aquello fue de la genial Zombies Party que inició casi sin quererlo todo un torrente de títulos imitativos tales como Cockneys vs Zombies (2012), Memorias de un Zombi Adolescente (2013) o Zombis Nazis (2009) por citar solo algunas de ellas. El universo zombi puede ser un manjar de lujo para el territorio de la comedia negra grotesca dada su dificultad para hacerlos morir o la cantidad de hemoglobina y vísceras por doquier que suelen acompañar a estos productos. Consumidos con precaución y mesura pueden ser experiencias de lo más agradables.


















Exploitations

Con escaso contenido de terror y apropiándose únicamente de la idea general nacen a comienzos de siglo las exploitations en clave de humor de las películas de terror más populares y que reventaran la taquilla de la época de la producción. Tal es así que nos encontramos con la archiconocida Scary Movie (2000) que junto con sus secuelas son el mejor ejemplo de este apartado. Llegarían otras como Me parece que se lo que Gritasteis el último Viernes 13 (2000) que nacía dado el éxito que cosechó Scary Movie y que podría definirse como la exploitation de la exploitation. Si Scream era la principal fuente de inspiración de Scary Movie, Paranormal Activity lo sería de Paranormal Movie (2013) otro film que se aprovechaba del éxito de la cinta de Oren Peli. Se alimentan de gags absurdos y facilones con un estilo que se mira en el espejo de producciones antañas como Aterriza como Puedas y similares. Una corriente bastante mediocre en general nacida simplemente para hacer taquilla rápida pescando en su gran mayoría a público adolescente.




Autoparodia

Existe otro tipo de película, aquella que sin llegar a ser una simple comedia de gags sabe en que liga juega y autoparodia su propio argumento, sin tomárselo demasiado en serio pero consiguiendo, eso si, un conjunto que mezcla la comedia y el fantástico de terror de manera notable. Los desfasados ejemplos pueden ser John Muere al Final (2012) la bizarra película del icono Don Coscarelli y los slashers adulterados Club Desmadre (2004) o Castigo Sangriento (2011) siendo esta última de vital interés. Juegan a ser un crisol de secuencias que sin dejar de parodiar situaciones tenebrosas del género rey se salen de lo convencional para no solo buscar terror o risas, sino un entretenimiento puro y duro a modo de desfase y donde no importan las incongruencias de guión... ¡Bravo!




sábado, 10 de enero de 2015

El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos (2014) de Peter Jackson

el hobbit la batalla de los cinco ejércitos

Toda historia tiene su final y más si esta arrancó en la navidad de 2012. El tiempo ha pasado, claro está y en El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, nos encontramos ante la conclusión de toda la historia desarrollada con antelación en anteriores películas y aunque estás no han dejado el sabor de boca esperado, casi nos hemos acostumbrados a nuestra ración anual de la Tierra Media. Algo digno de celebrar para todos los fans de la obra de J.R.R. Tolkien, que ahora no son pocos precisamente.

Llegamos entonces a "La batalla de los cinco ejércitos" no con excesivas ganas pero con cierta curiosidad ya que esta entrega de las aventuras de Bilbo Bolsón pone punto y final a una saga alargada hasta la extenuación. No importa si añade tramas nuevas a la novela original siempre y cuando cuenten cosas interesantes, pero realmente para la duración media de una película cualquiera de "El Hobbit" se acumulan demasiados minutos para lo poco que nos están contando, es una buena experiencia volver a este universo pero no solo de situaciones de acción repetitivas vive el friki, pero bueno empecemos por el principio.

La película arranca de forma abrupta, bueno digamos más bien que continua con su antecesora, in media res. Lo que provoca que tarde el espectador en adecuarse a la historia y que vaya recordando por el camino dónde estaba tal o cual personaje. Un año es mucho tiempo para la memoria del espectador medio y Jackson lo sabe, aunque solo parece preocuparle refrescarnos cierto flashback con Smaug. ¿Dónde lo dejamos? Ah sí, la compañía de Bilbo y los enanos hacen enfurecer al dragón interpretado por Benedict Cumberbatch, quien sale de la montaña para atacar Esgaroth, el pueblo cercano que le dio cobijo a nuestros protagonistas. 

A partir de ahí las acciones se acumulan con el paso de los minutos y así presenciamos la espectacular lucha del pequeño pueblo lacustre contra el fiero dragón, la íntima batalla interior de Thorin contra el legano de Erebor que le hace rozar la locura y la aparición (como no) de los impacientes elfos, decididos a recuperar parte del tesoro que en estos momentos tienen bajo sus pies Bilbo y sus compañeros. Todo ello mientras poco a poco los orcos avanzan directos hacia ellos, porque chicos, la Montaña Solitaria es un enclave estratégico perfecto para ser maloso. Así vemos como todas las tramas se unen en una sola: la batalla que da nombre a la cinta.

Los temas principales de esta película condensan los mayores inquietudes del escritor inglés y que se encuentran en la mayoría de su obra como son: el poder corrompe, las apariencias engañan o el clásico "héroe a la fuerza". Tratados todos ellos tanto en esta trilogía como en "El señor de los anillos" con más o menos éxito, digamos que en su vertiente cinematográfica puede ser demasiado repetitivo, pero los que acudimos a esta película, ¿es para reencontrarnos con algo conocido o buscando algo nuevo? 

La clave de la existencia de esta trilogía es la económica, (como en todas, pensarán algunos). Para vender el producto a las masas se han intentado cohesionar al máximo las dos sagas. La verdad es que no está mal hacer de "El Hobbit" una precuela de "El señor de los anillos", que ya lo es de por sí. Dejando de lado las pequeñas insinuaciones que propone la novela, en la adaptación de Jackson se deja totalmente claro por donde van los tiros de cara al futuro de Sauron y el anillo. Buen ejemplo de ello es toda la subtrama de Elrond, Saruman y compañía donde se hace especial hincapié en que el señor oscuro resurgirá... ¡que miedo! Volviendo a ver su famoso ojo en llamas mientras escuchamos el leiv motiv de Howard Shore. No esta nada mal,¿no? Además nos dibuja una sonrisa irónica cada vez que aparece el amigo Saruman, que está en una fina linea entre el bien y el mal. 

thorin el hobbit

Otro de los valores añadidos de esta película es la eclosión de Thorin "Escudo de Roble" como protagonista y líder de la compañía, algo que veníamos pidiendo desde la primera entrega, donde había quedado relegado con anterioridad por el carisma de Bilbo Bolsón, pero aquí se destapa por fin como un gran personaje. Tras una lucha personal donde conseguirá dominar sus demonios interiores, aparecerá el verdadero héroe, el Rey bajo la montaña. Los de su raza lo agradecerán y el espectador también. Pero no solo por su Rey se viene arriba un enano...

No se puede pasar por alto la historia de amor entre el atractivo enano Kili y Tauriel (con Legolas por medio como tercer vértice del triángulo). ¡Muy fuerte! Lo de inventarse una trama romántica es una clásica argucia de guión de todo blockbuster que se precie en un triste intento de ganarse al máximo público posible, pero en este caso es ñoño y no funciona. En serio, ¿era necesario mostrar un amor interracial para ver como se rompen las barreras entre los elfos y los enanos? La respuesta es no. Además hay otros valores más interesantes como la fraternidad que se genera entre compañeros en el fragor de la batalla o Bardo "el matadragones" y su lucha por sacar a su familia adelante ante las ruinas de su pueblo desbastado. ¿No son acaso estos sentimientos reales?¿No es eso amor? No hacía falta más que eso. Era suficiente.

el hobbit

Así que aparte de eso, ¿que nos queda? Pues como muy bien dice Thorin: "Muerte". Una inmensa contienda que ocupa el grueso del metraje donde no paran de aparecer ejércitos nuevos de todo tipo de razas que se suman a la contienda demostrando la pericia visual de Peter Jackson, que ya creó tendencia con sus planos aéreos y su efectismo narrativo. 

Hay que admitir que tampoco es nada fácil contar una película entera que realmente es una sola batalla (más bélica imposible) pero gracias a una gran factura visual con unos efectos especiales que son un verdadero lujo, disfrutamos de toda una experiencia (sea en 3D HFR o no). Hay situaciones variopintas y detalles que divertirán al espectador, con mucha violencia pero sin una gota de sangre cosa que no es necesaria pero que acentúa cierto carácter de dibujo animado, donde las cabezas cercenadas vuelan a diestro y siniestro, los personajes corren como Usain Bolt o saltan como Super Mario Bros. 

Pero ya que estamos terminando, os esteréis preguntando por qué no hacemos más énfasis en esta reseña del protagonista, el bueno de Bilbo Bolsón interpretado por el actor inglés Martin Freeman y que da título a la trilogía. Pues básicamente por que no lo es. Es la historia de los enanos, de Thorin hijo de Thrór y su lucha por reconquistar las tierras que les arrebataron a sus abuelos. Esta es su historia, pero contada desde la perspectiva de un pequeño hobbit de la Comarca, que vive por primera vez una aventura. Y eso tiene especial relevancia en esta película. 


freeman el hobbit


Y como contábamos al principio toda historia tiene su final. Hasta aquí la odisea de Bilbo Bolsón y nuestra más sentida despedida, cargada de nostalgia por el adiós al universo de Tolkien. ¿Volverán? En teoría han agotado toda la historia del anillo pero quién sabe, mayores locuras se han visto.

jueves, 8 de enero de 2015

Lo mejor de 2014


Un recopilatorio de lo mejor de cada año es una tarea casi obligatoria para todo blog que se precie y el haber empezado hace poco no nos exime de dicha tarea.

Aquí os dejamos el top 5. Las mejores películas de la cosecha de 2014 según nuestra más que humilde opinión. Faltan muchas que incluir en la lista, pero por unos motivos u otros no forman parte de la selección final. C´est la vie.
Sin más dilación... lo mejor del año:

5.Relatos Salvajes de Damián Szifron


relatos salvajes

Pura dinamita para nuestras retinas. Una animalada de película desde los mismísimos títulos de crédito. Una selección de historias que demuestran las consecuencias más viscerales de lo oprimido que está el individuo en la sociedad actual. La tesis propone que somos animales en cautiverio por las rejas de la ética y las normas morales que nos impiden ser libres. Para ver la reseña completa solo tenéis que pinchar aquí.



4.El amanecer del planeta de los simios de Matt Reeves


amanecer planeta de los simios reeves

La suculenta secuela de la cinta de Rupert Wyatt, nos muestra un futuro donde la raza humana es inferior en número al simio, un paso más para acercarnos a ese futuro planeta visitado por Charlton Heston. ¿No os parece interesante?


Ceaser sigue siendo el protagonista absoluto de la función, interpretado de manera sorprendente (aunque nos tenga acostumbrados) por el señor Andy Serkis. A sus pies.
Nos encontramos ante una obra que se distancia en cierta manera de su predecesora pero usando de esta los elementos que la convirtieron en todo un éxito: personajes carismáticos, mucha acción y ciencia ficción en las dosis justas.

Un blockbuster muy digno, como pocos se hacen en la actualidad. Les pedimos más a las superproducciones que casi nunca suelen estar a la altura de las expectativas que generan.
Esperando la tercera parte...


3.Perdida de David Fincher

perdida fincher gone girl

Una historia macabra sobre la pérdida de la mujer de tu vida como excusa para una radiografía de las relaciones de pareja. Narrada por el gran storyteller de nuestra era: David Fincher. Ya hemos hablado más veces, tanto de la película, como de la novela en la que se inspira, y todavía no nos cansamos de ella.



2. Boyhood de Richard Linklater


boyhood

La gran sorpresa de la temporada y según la prensa especializada "la película indie del año". Una propuesta original pero no tan innovadora como parece (Truffaut o Bergman ya trabajaron en conceptos similares) pero nada de esto le quita un ápice de mérito al último trabajo del director de "Antes del amanecer". 

Un guión muy bien estructurado y un elenco a la altura gracias a un acertadísimo casting encabezado por Ellar Coltrane, que hace suya la película durante sus 166 minutos y sus 12 años de vida entre secuencia y secuencia.

Una cápsula del tiempo, como si te encontraras algo que creías perdida en un cajón. El camino  a la madurez a través de unos fragmentos que no siguen una línea estructural al uso. Como bien dice su slogan en el cartel en España: "Momentos de una vida".



1. Interstellar de Christopher Nolan




Para nosotros la gran favorita del año es sin duda Interstellar. Christopher Nolan es sinónimo de hype y como pasó con "El amanecer del planeta de los simios" todo un ejemplo de como tendría que ser una superproducción en Hollywood. El mérito de ofrecer una película palomitera diferente y que todo tipo de público disfrute de ella, cada cual con su particular experiencia, sea puramente lúdica o más intelectual. Para ver la reseña completa pincha aquí.

El año que viene, más y quién sabe, tal vez mejor.