lunes, 8 de mayo de 2017

Por trece razones (2016). Primera temporada

13 razones para netflix serie suicidio teeneger 13 reasons why
Vía: PopSugar
Aunque en otros países podamos estar agotados de historias en institutos americanos, parece que en EEUU les queda cuerda para rato. A pesar de dicho desgaste y cumpliendo en gran medida con todos los estereotipos habidos y por haber, encontramos en Por trece razones una versión distorsionada e interesante de este subgénero teenager. Una interesante vuelta de tuerca que gira hacia el thriller a pesar de no separarse ni un momento del drama social, creando un híbrido muy compacto, donde se utiliza a los estudiantes para contar algo mucho más profundo.


Hannah Baker va a ser un nombre que no olvidarás si te adentras en lo último de Netflix, está basado en la novela de Jay Asher bajo el mismo título y producida entre otros por Selena Gómez. La serie parte del suicidio de esta joven como catalizador de una trama de investigación y descubrimiento personal por parte del verdadero protagonista, el tímido nerdie Clay Jensen. Mediante unas cintas que acaban de forma anómima en sus manos, Clay va siendo confidente de cada uno de los momentos que hicieron a Hannah acabar con su vida. Cada cara representa un motivo, una justificación para ella y para los espectadores. A pesar de ello, la trama no solo se detiene ahí.

13 reasons why cintas serie netflix por 13 razones
Vía: Moviepilot

El montaje es una de las bazas de la serie, siendo un buen ejercicio de ritmo cinematográfico. Permutando entre el presente y el pasado de forma que vayan avanzando ambos con mucho interés para el espectador. Al fin y al cabo, gran parte de la historia se desarrolla en los acontecimientos del pasado pero eso no nos hace perder el interés en lo que esta ocurriendo en el presente con las secuelas de la muerte de Hannah. Esa permuta entre dos tiempos se ajusta a la perfección a lo que se va narrando. Sirve para ir recordando junto con el protagonista todas las vicisitudes del entorno hostil que los rodea, así como su relación amorosa con Hannah. 


Si bien es cierto que hay momentos algo tramposos o estirados, es verdad que su valiente mensaje antibulling es muy potente. Quizás la serie a veces muestra demasiada crudeza pero es una forma de sacudir a la audiencia. Lo cual no evita que sigas viendo un capítulo tras otro. Y sea invetable conocer la verdad de su testimonio.


Así que, dale una oportunidad tanto si te gusta el género como si no es del que a priori más te interese. No te dejará indiferente. Disfrutarla es muy fácil, simplemente tienes que acomodarte bien y darle al play como hizo el bueno de Clay Jensen.